EL LUGAR EN EL QUE TODOS QUEREMOS VIVIR

 

Vivir en un ambiente campestre tiene muchas ventajas, entre las que se encuentran gozar de tranquilidad y disfrutar de múltiples actividades en espacios abiertos y en contacto con la naturaleza, sin perder comodidad o lujos.

Sabemos que el estilo de vida en las ciudades es mucho más acelerado, y aunque allí podemos encontrar con mayor facilidad herramientas que nos permitan realizar nuestras actividades de manera más sencilla, también es cierto que en la vida urbana estamos expuestos en mayor medida a factores causantes de estrés y trastornos en la salud.  

Hoy en día las familias buscan un lugar para descansar, en donde puedan estar en contacto con la naturaleza, en ambientes que inspiren paz y tranquilidad. Precisamente a esto se debe el auge que han tenido los condominios o casas campestres actualmente, ya que son lugares ideales para el descanso, la diversión y el entretenimiento en familia o con amigos. Un proyecto es considerado atractivo en la medida en que se desarrolla pensando en cada uno de los miembros de la familia, además de brindar las comodidades necesarias para que las visitas de sus propietarios sean confortables.

Una ubicación estratégica cerca de los grandes polos de desarrollo habitacional, un entorno cultural y natural llamativo, el clima, la oportunidad de interactuar con fauna y flora silvestre, la facilidad de acceso por vía aérea y terrestre son algunas de las características principales a tener en cuenta cuando se trata de hacer una inteligente inversión en vivienda campestre.  

Pero, cuando nos referimos a segunda vivienda o vivienda campestre, influyen muchos factores que nos motivan a la compra, además de ganar valorización sobre el inmueble o copropiedad, se obtienen importantes beneficios como:

  • Tener un hogar donde poder relajarse.
  • Vivir sin el estrés de la ciudad.
  • Disfrutar de áreas comunes como quioscos, campos deportivos, ciclo rutas, piscinas, entre otras.
  • Tener la seguridad de que nuestros hijos podrán salir a jugar en ambientes seguros y sanos.
  • Relación precio – espacio.
  • Vivir de vacaciones siempre

Existen muchas constructoras que han visto el potencial a este nuevo estilo de vida campestre, ofreciendo diferentes opciones para aquellos que les gustaría vivir con todas las comodidades de un club y El Poblado s.a es una de ellas.